sábado, 1 de enero de 2011

177. Deliciosa vagarosidad

Comienzo el año aprendiendo una nueva palabra: "vagarosidad".

Es idónea para este levantarse en un día en que el silencio lo invade todo dentro y fuera.
Paseo por la casa y las cosas usadas y dejadas a su amor me dicen, "déjanos estar, tú a lo tuyo".

Y yo a lo mío, primero agua con limón para limpiarme por dentro, mientras, preparo café y tostadas con mantequilla y miel de flores.

Desayuno y leo. Me gusta comenzar las mañanas así, aunque solo sean una cuantas líneas.
Hoy empiezo un libro, "Historias" de Robert Walser, regalo de mi hijo mayor.

Leo "El muchacho está envuelto en una distraida vagarosidad que la maestra parece no querer advertir".

Y disfruto de este momento.

Os deseo muchos momentos felices en este año que comienza. Nos alimentan tanto para seguir adelante como estas deliciosas tostadas.

24 comentarios:

Mar dijo...

Así ando yo también esta mañana.

Reyes dijo...

pues sí, querida.
Es una mañana silenciosa y yo sigo en la cama , en cuanto la cabeza quiera aparcar encima del cuello me levanto y me preparo ese café.
M e gusta el día de año nuevo porque se estrenan cosas.
Ideas, proyectos, libros .
Parece que la vida pudiera estrenarse cada vez que se renueva.
A lo mejor es una mentira,pero lo que importa es sentirlo.
Gracias por este desayuno a tu lado .
Feliz Año.
Y tenemos que vernos, guapa , no sea que me vaya en Mayo a la isla a depurarme unos añitos, que aunque pertenezco a esta tierra, ya sabes tú de mi tendencia al agobio y al color ceniciento en la cara.
Jeje.
Besitos.

Pilar Vidal Clavería dijo...

Disfrutar el momento, mira que hace tiempo que nos lo recuerdan, vamos a ver si lo asumimos como normal con esa deliciosa vagarosidad.

Feliz nueva mañana

enric batiste dijo...

El halo de los días que se enciende
con luces delicadas vagorosas
en nubes de vapores perfumados
que envuelven y que envuelvan esta atmósfera
de estreno más reciente que ahora tienes...

Y un beso de reestreno de los años

Freia dijo...

A mí también me ha encantado esa hermosa palabra.
Feliz año, Isabel, para ti y los tuyos

Elèna Casero dijo...

Así andamos muchos hoy.

Una palabra que no conocía. Espero que sigas disfrutando de la lectura en este nuevo año.

Un abrazo

Elvira dijo...

Bonita palabra, no la conocía. Y me ha gustado recrearme en tu momento de esta mañana. ¡Qué bien nos lo cuentas!

Besos

Miguel Baquero dijo...

A mí me gusta más la vieja palabra vagancia, pero imagino que en el sentimiento ese estamos de acuerdo. Viva la vagancia.

Aquí me quedaré... dijo...

Hacer el vago sin prisas, me gusta también.
Feliz día dos.
Yo también me felicito por haberte descubierto.

Brindo por todo vosotros, con un chupito de ron.
¡¡ Va por todos!!

Besos

emege-e dijo...

Un buen comienzo de año y cómo empezar un nuevo día, eso es lo más hermoso.
Yo también me lo pasé de la cama al sofá y con ese regodeo vago que es un disfrute para el cuerpo.

Felicidades (por partida doble) y un millón de besos.

VERONICA LEONETTI dijo...

El comienzo definitivamente marca al resto.
Ahora, a ver qué pasa.
También he acabado el viejo año y empezado el nuevo con algo de lentitud, que me ha costado entender, pero al final he podido disfrutar.

virgi dijo...

Linda palabra, sí.
Leí de él "El paseo" y me encantó.
Besos, vagarosamente en pijama.

Lucía dijo...

No conocía esa palabra.
Es una buena manera de comenzar el día. Aunque, al menos yo, necesito un buen rato para espabilarme después de despertar, jejeje.

Besos

Isabel dijo...

Mar, a juzgar por los comentarios, más de dos había disfrutando.

Reyes, nos vemos antes, seguro.
No te agobies, guapa. Besos.

Pilar, yo lo asumo a pie juntillas, jeje.

enric, yo los reestreno doblemente porque ayer fue mi cumpleaños, parece que lo has adivinado.
Gracias y besos.

Freia, felices y repetidos, a ver si así hacemos más fuerza para que todo salga bien en esta década que comienza.

Elena, a pesar del trabajo intento sacar hueco, es imprescindible.
Otro abrazo para ti.

Elvira, tranquila estaba por eso salió así. Más besos.

Miguel, yo es que la vagancia la veo como más despectiva y esta palabra al leerla por vez primera me llevó a la espumosidad del vino, sería que aún circulaba, jeje.

Aquí, brindemos, bailemos y todos los ...emos. Ayer seguía yo también la celebración.
Besos de descubrimientos mutuos.

emege, gracias por partidas dobles, pronto tres, cuatro como las patas de la mesa, para que no cimbree. Más besos.

Vero, lo que me preocupa del tiempo no es que pase de prisa es no darme cuenta de que pasa. No puedo hacerlo a menudo, pero, a veces me gusta pararme y es como si lo densara. Y lo mejor, ya no me siento culpable de perder el tiempo, al revés, estoy contenta de haberlo encontrado.
Me alegro de que lo disfrutes.

virgi, también lo leí, este autor es especial ¿verdad?
No sé, pero me parece que tú también construyes el tiempo a tu antojo. Besos.

Lucía eso debe ser porque los años te acompañan, de todas formas no hay nada que un café cargadito no arregle.

Gracias y besos.

Isabel Romana dijo...

¿Vagarosamente? Le va muy bien al café.
Espero que el año esté lleno de estos pequeños momentos de felicidad. Al fin y al cabo, no hay mucho más. Un abrazo muy fuerte y feliz año.

Musaraña dijo...

Gracias por la palabra! Tan deliciosa como parecen tus desayunos...

Isabel dijo...

Isabel, tú que sabes tanto de bellas palabras, ¿no te suena a vaporosamente?
A mí, en ese día que te levantas como flotando, me encantó.
Yo también te deseo que seas muy feliz. ABRAZOS.

Isabel dijo...

Musaraña, me alegro como tú de haberla conocido y me pareció una buena forma de comenzar el año, además de comiendo, jeje...

Besos

La Zarzamora dijo...

Esa palabra tiene algo de vaporoso...
me gusta.
Feliz año.
Besos

Isabel dijo...

Me alegro, Zarzamora.

Besos y felicidad.

Bel M. dijo...

Y delicioso tu relato de esos primeros momentos de la mañana y los buenos deseos.
Gracias y que el 2011 sea para ti un año espléndido.

Isabel dijo...

Gracias, Bel, por tus palabras y tus deseos que también son los míos para ti y los tuyos.

NáN dijo...

Es que hay que cuidar a las cosas, que despiertan tarde (con nuestro despertar) y con cierta mala leche.

Anónimo dijo...

Un placer leer tus impresiones, aunque hayan pasado quince dias.
Venga,vamos a apuntar en la pizarra de COSAS QUE HACER EN EL DIA DE HOY esa lección: no se me olvide disfrutar de los pequeños-grandes buenos momentos que se me brinden en estas veinticuatro horas. A veces pasa. La Uva.