viernes, 8 de agosto de 2008

38. ¿Espejos?


No se me ocurrió otra cosa que dejarle la crema de afeitar comprada. Cuando abrió el armario del cuarto de baño la encontró allí, como siempre. Su cara se reflejó en el espejo. Era una cara alegre, se sabía satisfecho de si mismo y de su hazaña.
-¡Qué jodía!, ni después de muerta deja de estar pendiente de mí.
Entonces llené mi vacío interno con el deseo de borrar esa sonrisa. Abrí la boca todo lo que pude y de ese vacío, aún caliente, salió un vaho que cubrió todo el espejo.
Escribió: ¡lo conseguí!
Escribí: ¡no creas!


37 mujeres muertas en lo que va de año.

14 comentarios:

Freia dijo...

Gracias por contribuir a recordar continuamente que hay que seguir denunciando y luchando contra la indignidad y el asesinato. Es tarea de todos no olvidarlo en ningún momento.

Isabel dijo...

Me alegra saber tu preocupación por el tema y agradezco tu visita. Un placer freia.

Ana Alvea dijo...

Sugerente y sutil tu relato, con un vaho de misterio que se desvela al final.El tema, desgraciadamente , en actualidad. me gusta la vinculación de la creación con la realidad.

Isabel dijo...

Hola Ana ¡qué gusto verte por aquí!
Hay temas tan candentes y actuales que a veces hay que echar mano de los cuentos. Gracias y bienvenida a este espacio.

meriklimpt dijo...

Buen tema al que apoyar........ un beso.

Isabel dijo...

Gracias meriklimpt por tu opinión y bienvenida a este espacio común.

Delfín dijo...

Isabel, has logrado una excelente mini, cargada e intensa.

Un placer para mi haber encontrado tu blog.

te dejo un saludo y una invitación para que conozcas mi espacio.

Delfín
www.minificciones.com.ar

Isabel dijo...

Gracias delfín y bienvenido también. Un espacio interesante el tuyo.

COLOMBE dijo...

muy fuerte y intenso -gracias por todas esas pobres mujeres sin defensa-
sobre todo no olvidar como dice freia
no dimenticare
ne pas oublier
remember

emege-e dijo...

A la hora de leer tu post,desgraciadamente la cifra ha subido. Y lo peor de todo es que es un suma y sigue. Ante ello, la opinión pública se hace eco, pero los gemidos de dolor de estas mujeres en la subida al calvario, a veces no son escuchados en el entorno.

Anónimo dijo...

Me quedo suspendida un rato tras esta lectura.
Duele. Ese es el sentimiento.Uva

Isabel dijo...

Colombe interesante reflexión.

Emegé, la prensa a los pocos días reflejó que el número era de 44 mujeres y un hombre.

Y sí, duele Uva, además de indignarnos.

Gracias de nuevo a tod@s.

MAR GARCÍA dijo...

HOLA ISABEL. ME HA PARECIDO DIRECTO, PRECISO Y GENIAL. UN BESO.

Isabel dijo...

Bueno Mar, eso quería, ir directa a la cuestión, si a ti te parece que lo he logrado, me alegro. Besos