miércoles, 4 de junio de 2008

28. La literatura y la vida

La literatura se introduce en nuestras vidas de una forma insensible y progresiva y, no sólo, nos va conformando el pensamiento, sino prestándonos sus propios ojos, aunque a veces, al leer notamos que nos han robado el sentimiento porque quienes nos precedieron supieron expresar mejor que nosotros lo que queríamos escribir.
No creo que haya una literatura de géneros, sin embargo cuando leo a Clarice Lispector noto como esa cuchilla, que es la palabra, penetra fielmente en lo que siento.

Yo antes quería ser los otros para conocer lo que no era yo. Entonces entendí que yo ya había sido los otros y que eso era fácil. Mi experiencia más grande sería ser el otro de los otros: y el otro de los otros soy yo”.

"Aprendiendo a vivir" Clarice Lispector

4 comentarios:

Marissa Tamayo dijo...

Isabel, en cierta manera tienes razón en lo que dices en este post sobre la literatura y el sentimiento de los otros.. pero creo que aunque los otros sientan lo mismo que nosotros, siempre nos podremos expresar de manera distinta.
Gracias por entrar a mi blog. Justamente estaba pensando en tu petición, y ya coloqué un post en el blog de Literatúrate. un abrazo,
Marissa

Isabel dijo...

Querida Marisa, no me des las gracias. Entrar en blogs amigas es como un paseo por la literatura, materia ésta que tanto nos gusta. Estupendo que hayas escrito en:http://www.literaturate.com/nada-de-carmen-laforet/
precisamente, con esta buena escritora que, yo creo, no se le ha dado la divulgación que merece.

Ana dijo...

Me encanta la frase de Clarice, su juego de palabras y posiciones, lo difícil es saber lo genuino de uno, aunque el psicoanalista francés Lacan defienda que no existe la identidad, para él, el sujeto moderno es un sujeto vacío, producto de la sociedad. Y la sociedad inevitablemente nos conforma, pero se olvida de la biología, o de la propia aptitud del hombre para crearse, que pudieramos tener también.

Isabel dijo...

Llevas razón Ana en lo que dices por eso creo que lo más importante es fomentar la creatividad. Pienso que si cada persona fuera consciente de su potencial e intentara canalizarlo, seguro habría menos problemas personales.