viernes, 6 de mayo de 2011

196. El girasol rebelde


Un coche rueda, se para en la cuneta,

el conductor se baja y se sorprende:

hay una mata de girasol rebelde...

No está de acuerdo,

no se reconoce en los demás.


Y, mientras, ellas bailan.


Y el girasol va a su aire,

aunque,

no es bueno ir por ahí, solo, riéndose...


24 comentarios:

Elvira dijo...

Pues sí, el girasol pisa fuerte, es rebelde, sabe lo que vale y luce sus flores con cierto orgullo. Y los zapatos de bailar flamenco también sirven para reafirmarse y decir ¡aquí estoy yo! Me gusta que los hayas juntado. Creo que se llevan bien. :-)

Besos

Francesc Cornadó dijo...

El girasol se rebela. Al girasol sólo le interesa la luz del sol, igual que a Diógenes el Cínico.
Salud
Francesc Cornadó

Aquí me quedaré... dijo...

Buscando el sol.

¡Ozú, qué bien combinas las palabras con las fotos!

De zapatos de flamenca, ni hablo. Menudo palizón me di ayer por tu feria.
Eso sí, los rebujitos son una delicia.

Buen fin de semana

Un beso

Reyes dijo...

Es verdad que tus mezclas sugieren muchas cosas.
Beso al girasol independiente.

Cabopá dijo...

...Y gira, y gira el girasol
levantando su corona al sol
...Y en el escaparate suena
el taconeo, a la par de los reflejos. Mientras, el girasol
se eleva rebelde o no...

Un repente para tu costurero
Besicos

Gemma dijo...

El girasol rebelde luce como un ramo de margaritas de belleza enorme!!!
Un abrazo con mucho sol

Miguel Baquero dijo...

No es bueno, no, que te toman por loco

Freia dijo...

Me gusta ese girasol aislado en la cuneta, él que tiende a ser gregario

Un abrazo, Isabel

La Zarzamora dijo...

Siempre es un placer sonreír entre girasoles rebeldes, y contemplar el futuro taconeo que ya se imagina a lo lejos.
Un contrastado y acertado conjunto.
Besos, Isabel.

virgi dijo...

Ande yo caliente, ríase la gente (o el girasol)
Besitos

emege-e dijo...

Creo que todos tenemos algo en común con el girasol:la libertad, la locura, la rebeldía,la belleza interior,la tolerancia, el equilibrio, la alegría, la tristeza y un final feliz por haber sido condescendiente con los que están a su alrededor.Besitos.

Lucía dijo...

Jajaja, me ha hecho gracia la relación con los zapatos de flamenca. Claro que sí, que defienda su derecho a vivir independiente al ritmo de la música, jeje.

Besos

manuespada dijo...

Me encantan los girasoles, y el tratamiento que les has dado en este post, como un sol hacia el que miran.

giovanni dijo...

Las flores del girasol están bailando, los zapatos están esperando pies y piernas y caderas para bailar. Destacan el amarillo y el rojo. Qué fiesta!

Besos

carmen dijo...

Alguna semilla cayó en el lugar y él nació para buscar el sol y alegrarnos la vista

O a lo mejor era un girasol de Bilbao, que ya sabes que nos dicen-soy bilbaína- que nacemos donde nos da la gana............
Un beso, Isabel!

José Luis Ríos dijo...

Perfecta combinación, Isabel, me gusta mucho.

Saludos

Ofelia dijo...

Hola querida Isabel,
no está solo, tiene semillas. Lo que hace es probar que tal se vive en nuevos lugares.
Un gran abrazo***

Isabel dijo...

Elvira, no sé si se llevan bien, pero sí encajaba dentro de lo que quería contar y que al leerlo de nuevo no sé si lo conseguí.
Gracias y besos.

Francesc, son palabras con sus recursos y su fantasía. Si has observado los campos de girasoles sabrás que salen uno a uno, es muy raro ver una mata sola y con varios girasoles, y más sin ser el tiempo en que crecen. Pero es verdad que buscan, como otras plantas, el sol.
Salud

Aquí, con lo tarde que contesto, lo siento, ya se habrá pasado el efecto, pero no el recuerdo, supongo.
Muchos besos.

Reyes, a mí me sugirió una historia y me alegraría que a ti también, seguro la describirías mejor que yo. Besos.

Cabopá, resulta que no gira, pero nos gusta creerlo.
Me gusta mucho ese repente que te agradezco.
Una abrazo.

Es verdad, GEMMA, que parecen margaritas si los miras de frente, de hecho mi hijo pequeño cada vez que los veía los llamaba margaritas grandes.
Un fuerte abrazo.

Miguel, siempre das en el clavo, que agudo eres.

Isabel dijo...

Freia, me alegra, pasaré a que de nuevo me sorprendas, y a disfrutar de las variaciones.
Un fuerte abrazo.

Zarzamora, si de placeres hablamos estoy contigo.
Gracias y besos.

virgi, ese refrán parece no pasar nunca, qué sabios, como tú.
Besos.

Y que lo digas, EMEGE, y que lo digas. Besos.

Lucía, que rías me encanta y se agradece. Besos.

manu, viniendo de ti es un halago que te agradezco de veras.

giovanni, te fijas en todo, acostumbrado a observar siempre. ¡Qué bien, una fiesta! Besos.

José Luis, no sé si perfecta, pero me alegro mucho que te guste. Mis saludos.

Isabel dijo...

Ofelia, acabo de ver tu comentario y me has recordado que no había puesto que las semillas quizás las transportó algún pajaro.
Quería contar que una vez pusimos las pipas a secar en la azotea de la casa y los pájaros no dejaron ni una. Gracias a ti lo he recordado y tienes toda la razón.
Me alegro mucho de volver a leerte y contemplar tus magníficas fotos.
Un fuerte abrazo.

COLOMBE dijo...

Flor rebelde busca sol,zapatos encontraran pareja para bailar !
Te encuentro detras de esos simbolos, capricornio !!! Igual
que yo. Muchos besos a mi sevillana preferida.

Isabel dijo...

Colombe, qué bien verte por aquí.
Y mejor ser tu sevillana... aunque yo baile menos que tú, pero sabes que tenemos afinidades en la música.
Un fuerte abrazo y besos a todos.

Isota dijo...

Me encantó Isabel, qué forma tan original de escribir y unir imágenes.

Los girasoles están preciosos

¡Un beso!

Isabel dijo...

Gracias, Isota, coincidía que era feria aquí en Sevilla y salió así.

Besos